La palabra tatuaje se ha generalizado en muchos idiomas, etimologicamente proviene de la palabra polinesia Ta, que significa dibujar. El tatuaje en la historia de la humanidad, se puede describir en cuatro formas: por Punción, es decir con aguja, punzón, lezna, espina o instrumentos con muchas puntas. La materia colorante era el hollín, carbón vegetal en polvo, tinta china, cinabrio (mineral), etc, se introducía simultáneamente o se frotaba después. Éste es el procedimiento más difundido.

La segunda forma era el Moko; se realizaba con un especie de cincel dibujos diversos en la piel y luego tiñiéndolos como por ejemplo en la cara de los maoríes. El tercero por medio de Cicatrices, eran cortes profundos sin la utilización de colorantes, quedando claros. Y por último los Queloides, eran hechos por heridas que se mantenían artificialmente abiertas hasta formarse cicatrices convexas; un ejemplo de ello, los negros del oeste africano y australianos. Es un tatuaje en forma de botones en la línea media de la frente y la nariz. En Oceanía, América y África las formas en general son geométricas o en arabescos; en los malayos y japoneses, con figuras de seres naturales.
Más

Anuncios