Roberto Cavalli celebró su 40 aniversario como diseñador con una reunión de gran estilo, al ritmo del Salvaje Oeste y del rock gótico el pasado lunes, 27 de septiembre, en Milán.

En un impresionante despliegue de longevidad en una industria donde la moda y el cambio de estilo son la verdadera esencia, Cavalli presentó un espectáculo enorme en una tienda de moda ante una audiencia de 1.200 personas. Cavalli siempre ha aprovechado las imágenes de modelos del rock y el estilo hippie, pero en esta ocasión fue más evidente que en su colección de primavera 2011.

La reunión de aniversario abrió con la supermodelo rusa Natalia Vodianova con un vestuario algo andrajoso pero con mucho estilo. Cada vestuario presentado en este espectáculo fue con flecos. El pelo largo cayendo sobre la espalda, ojos ahumados y cejas negras, Vodianova proyecta una imagen rock bastante pronunciada.

Vodianova recibió muchos aplausos de un público que incluía a Heidi Klum, Leona Lewis, Rachel Bilson, Elisabetta Canalis y la productora ejecutiva de “Project Runway” Desiree Gruber así como una gran variedad de fotógrafos profesionales que han experimentado trabajar con este gran diseñador.

Después de pasar una década como un fabricante de impresión para la casa de modas de Hermes y Mario Valentino, Cavalli lanzó su propia marca en 1970, construyendo un gran imperio de moda que ha servido a la vez como escuela de modelaje para muchos modelos, que se convirtió en un símbolo para la definición del rock y la moda en lo que se refiere a la manera de vestir.

“Sé que soy famoso por mis impresiones, pero me gustaría pensar que mi ropa tiene un estilo arquitectónico determinado. De todos modos, ha sido una gran experiencia de 40 años”, dijo el diseñador después de tomar de la mano su esposa Eva Cavalli.

Anuncios